NIGHT HAS A THOUSAND EYES (1948)

Mil Ojos Tiene La Noche no fue una de las películas preferidas de Robinson precisamente, llegó a menospreciarla diciendo era una absoluta tontería que sólo hizo por el dinero. Pero aún así el film tiene muchos defensores y aún hoy día es una película respetada y admirada por cinéfilos de cualquier edad, algo a destacar, ya que no hay ediciones comerciales de esta película con un mínimo de calidad actualmente.

A pesar de la opinión de Robinson, y gran parte de la crítica en su tiempo, nos encontramos con una película atractiva y lograda, (a pesar de no contar con un gran presupuesto ni de un excesivo interés por parte de la Paramount), con una temática muy interesante, aunque la sensación que se tiene al visionarla es que podría haber dado más de si.

Dirigida por John Farlow, marido de Maureen O’Sullivan y padre de Mia Farrow, en el mismo año de su mejor film (El Reloj Asesino), Mil Ojos Tiene La Noche nos cuenta como John Triton (Robinson), un vidente de pacotilla (¿no lo son todos?) empieza a tener visiones verdaderas acerca del futuro de personas cercanas. Algunas son su prometida Jenny y su amigo Whitney, que actúan junto a él en sus espectáculos de videncia. Angustiado y confundido por sus visiones desaparece dejando a su pareja y a su amigo, y se recluye durante años, no sin antes aconsejar a Whitney, gracias a su nueva habilidad, a realizar una operación financiera con la que se hace con una fortuna. Whitney se casa con Jenny, que muere al dar a luz a su hija Jean. Triton sale de su ostracismo 20 años después y se pone en contacto con Jean ya que debido a una de sus visiones percibe que Whitney va a sufrir un accidente de avión y tratar de evitarlo, algo que no logran a tiempo. Jean no sabe que pensar y su novio acude a la policía ya que cree que todo es un truco que tiene por objetivo la fortuna heredada de su pareja.

La actuación de Robinson, en clave perfil bajo, es ejemplar. Eran unos años en que a pesar de que su edad le empezaba a pasar factura en cuanto a su participación en películas de primer nivel no se puede decir lo mismo de su talento, que le permitía no sólo seguir ofreciendo actuaciones memorables, también hay que hablar de la evolución constante de su forma de actuar. El nivel seguía siendo tremendo, sólo hay que ver los proyectos en los que trabajó antes y después de Mil Ojos Tiene La Noche, el nivel de su trabajo estaba al alcance de pocos. En el film de Farlow, Robinson destaca a través de la contención, mostrando que podía ser el centro de atención sin que su personaje tuviera que tener un exceso de vigor. El empleo de su voz y de su excelente dicción es clave para esta actuación a la que se le pueden poner pocos peros.

Algo muy digno de admirar en Robinson siempre fue su forma de trabajar en toda la escena, no sólo en los momentos en  los que tiene diálogo. Era un nivel muy diferente a tantos otros actores que parecen estar esperando su turno para decir sus líneas. Una cualidad destacada por Billy Wilder de gente como Robinson o Charles Laughton era que tenían la capacidad de ofrecer 15 ó 20 formas diferentes de hacer una escena. Algo así era un problema bien recibido por los directores, usualmente todas las diferentes formas eran fabulosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en film noir, thriller y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s