MANPOWER (1941)

45605626

Hank McHenry (Robinson) y Johnny Marshall (George Raft) son dos trabajadores de una compañía eléctrica, durante la reparación de un tendido eléctrico Hank ayuda a salvar la vida a Johnny que pierde el conocimiento por un golpe, pero Hank recibe una descarga eléctrica en un pie que le deja lisiado. La compañía, lejos de prescindir de sus servicios le nombra capataz. Hank es un negado para las mujeres, no conecta con ninguna excepto con Fay Duval (Marlene Dietrich), hija de un compañero fallecido y prostituta que pasó por la cárcel acusada de robo. En realidad Fay no siente mucho afecto por Hank, que lo sabe, pero ambos ven en el matrimonio una solución a la soltería de Hank por una parte y a la horrible vida de Fay hasta ese momento. La vida de casada con Hank es aburrida pero soportable hasta que después de otro accidente laboral acogen a Johnny en el hogar del matrimonio hasta su recuperación. Después de ese tiempo juntos Fay se enamora de Johnny y planea dejar a Hank.

Dirigida por Raoul Walsh en el mismo año de la magnífica High Sierra, Manpower es un claro ejemplo de que contar con un trío protagonista de gran altura y un reparto repleto de secundarios de lujo, como Frank McHugh, Barton MacLane, Alan Hale, War Bond o Ben Welden, no es suficiente por sí solo para producir una buena película, por muy aparatosas que sean algunas escenas, que al menos hicieron a Robinson perder varios kilos durante el rodaje. Manpower es prácticamente un remake de Tiger Shark, la película sobre pescadores de atún que dirigió Howard Hawks en 1932 y que también contaría con Robinson como protagonista. La trama argumental está prácticamente calcada al milímetro, pero ese no es el principal problema de la película. Hay un excesivo número de escenas cómicas que además de innecesarias no funcionan en ningún momento, las bromas son bastante estúpidas en su mayoría. Las situaciones, cómicas o no, son repetitivas hasta la saciedad, no hacía falta recalcar tantas veces lo incauto que es Hank o lo calculadora que es Fay. Y además el trabajo de los actores está muy por debajo de su nivel. Robinson está desconocido durante casi todo el film, una actuación floja de la que se puede sacar muy poco de provecho, y Marlene Dietrich, que aunque muestra su clase está fuera de lugar absolutamente. El único que esta a un nivel más aceptable es George Raft, aunque tampoco es que nadie esperara demasiado de alguien como él, que rechazó durante esa época películas como El Halcón Maltés y High Sierra, películas que marcaron un antes y un después en la carrera de un mito como Bogart. Y es curioso que tal vez lo mejor y más creíble del film son las escenas de amistad entre Robinson y Raft, a pesar de la pésima relación personal entre los dos actores.

Esa mala relación dió a la película una inesperada publicidad durante el rodaje, Robinson y Raft llegaron a las manos en una de las escenas de pelea en la que Raft se empleó con demasiado entusiasmo en una de las refriegas. Se decía que una de las causas del malestar entre los dos actores, aparte de que se enamoraron como colegiales de la Dietrich durante el rodaje, era la mayor afinidad que tenían Robinson y Dietrich, que compartían afición por el arte y la forma de trabajar, a lo que se le unía el hecho de que Robinson pudiera hablar alemán perfectamente, algo que molestaba a Raft ya que se sentía excluido cuando sus dos compañeros de reparto conversaban en ese idioma. La mala relación fraguada durante Manpower duraría hasta que se volvieron a compartir película en A Bullet For Joey, durante todo ese tiempo los dos actores no se hablaron aunque finalmente limarían asperezas e incluso Robinson contaría que durante una estancia en un hospital el primer deseo de recuperación que recibió fue de Raft. De todas maneras ni Dietrich sentía ningún interés por alguien tan tosco como Raft (que a pesar de una elegancia innata delante de la cámara se decía que tenía conexiones con la mafia y era un jugador empedernido con deudas por todas partes), ni tampoco por Robinson, del que llegó a decir antes de conocerle que no podía entender como alguien así podía ser una estrella de Hollywood, aunque con el tiempo cambiaría de opinión, diciendo abiertamente que no entendía como el papel de Marlon Brando en El Padrino no se lo dieron a Robinson, Dietrich dijo que Brando le pareció inadecuado para ese personaje y que era simplemente lento. Aunque Robinson se sintiera fascinado por una mujer como Dietrich, a la que invitó a su casa para que pudiera ver su colección de arte, nunca sintió que fueran amigos, y que la frialdad personal de la actriz era algo muy calculado y que en realidad era mucho más normal de lo que se podría pensar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comedia, drama y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MANPOWER (1941)

  1. guino dijo:

    Hola, al margen de opiniones subjetivas sobre el arte (a mí el film me parece prodigioso y muy superior al Halcon Maltes del mismo año), hay varios errores de información en el articulo. George Raft cuyo verdadero nombre era George RANFT, era hijo de inmigrantes alemanes y por supuesto hablaba aleman que no veas, bastante mejor que Robinson. De hecho, Marlene Dietrich y Raft mantuvieron un romance en el transcurso del rodaje del film y los celos venían más por el lado de Robinson que oía a traves del camerino los jadeos de Raft y Dietrich, y es que el gran actor Robinson por mucho que supiera de arte (o de coleccionarlo) poco atraía a la alegre bisexual Marlene. Las fotos de la trifulca, muestran a un Robinson bastante más violento que Raft, quien en la vida real era un gangster y discutir con Robinson era poco menos que ir a comprar una gaseosa. Años después hicieron las paces y Robinson siempre tuvo buenas palabras para con Raft, que además de jilarse a la Dietrich, por su cama frenética pasaron Betty Grable, Norma Shearer, Ava Gardner, Virginia Pine, Carole Lombard….

    Manpower será un film que algún día se revalorizará, la ambietación de la lluvia genial y la escena entre Raft y Dietrich en el Bar es de escandalo, lo que pasa (según mi parecer) es que no la vio Woody Allen y no la puso de moda como a Bogart.

    Saludos y gracias por el Blog

    • gonzalo120w dijo:

      Creo que, obviamente, ni tú ni yo fuimos testigos de lo que pasó realmente en el rodaje de Manpower. Yo me he basado en lo que he leído en varias biografías y artículos sobre el filme o Robinson. No siento ninguna animadversión hacia Raft, que me parece un actor con tanta clase como poco acierto a la hora de elegir proyectos. Lo que si que puedo decir es que Manpower me parece una película mediocre, en la que Raft está incluso mejor que Robinson. Hay demasiadas escenas muy forzadas, y desde luego que me parece muy inferior a El Halcón Maltés, aunque tu opinión me parece muy respetable, por supuesto.

      Un saludo, y gracias por el aporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s