LA BLONDE DE PÉKIN (1967)

pekin blonde

En 1966 y después del gran éxito obtenido con The Cincinnati Kid, Edward G. Robinson hizo una prueba de maquillaje para el papel del Dr. Zaius de El Planeta de los Simios. Llegó a firmar un contrato pero un grave accidente de coche, del que salió vivo contra todo pronóstico (llegaron a publicarse en periódicos noticias de que no iba a poder sobrevivir a las heridas sufridas al quedarse dormido al volante), hizo que ese y otros proyectos se fueran al traste. El estudio no quería esperar a su total recuperación y por otra parte sus problemas cardiacos desaconsejaban que trabajara con todo ese maquillaje. Recibió una indemnización pero no fue suficiente para compensarle por la oportunidad perdida, creía que era un reto muy interesante. Las imágenes de esa prueba de cámara que realizó junto a Charlton Heston están en algunas ediciones en dvd y blu-ray de ese film. Una vez repuesto del accidente aceptó comenzar a trabajar en co-producciones europeas, en films realizados principalmente en Italia, siendo La Rubia de Pekín el primero de ellos. La idea de trabajar fuera de Estados Unidos le entusiasmaba, viajar seguía siendo uno de sus hobbies preferidos.

Basada en una novela de James Hadley Chase En La Rubia de Pekín vemos como Christine Olsen (Mireille Darc) aparece en París en un estado de amnesia total. Lleva una legendaria y conocida joya de enorme valor y en su cuerpo tiene un tatuaje que es el símbolo con que marca sus posesiones un conocido criminal chino.  Douglas (Robinson), agente de la CIA, encarga al actor Marc Garland (Claudio Brook) que, aprovechándose de la amnesia de Christine, se haga pasar por su marido para recabar más información, pero la pareja empieza también a tener la atención de agentes rusos.

La Rubia de Pekín, dirigida por Nicolas Gessner, tal vez no fue la peor de las películas en las que participó Robinson en su etapa europea pero tampoco eso es decir mucho. Al menos en esta él mismo dobló al italiano su propia voz, pero ni eso ni su presencia hacen mucho para salvar lo anodino que resulta gran parte del metraje. De todas formas es comprensible que en ausencia de otros proyectos interesantes un actor con esa edad quisiera trabajar como fuera, por mucho que se pueda lamentar que no hubiera recalado en otro tipo de proyectos más acordes a su calidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en thriller y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s