THE AMAZING DR. CLITTERHOUSE (1938)

968full-the-amazing-dr.-clitterhouse-poster (3)

El brillante Dr. Clitterhouse (Edward G. Robinson) comienza a realizar robos en mansiones de la alta sociedad a las que es como invitado con la intención de documentarse a la hora de preparar un libro en el que se analizarán todas las circunstancias y comportamientos de los criminales con objeto de saber los motivos que llevan a alguien a ser un delincuente y de esa forma ayudar a la sociedad. Gracias a la información que le proporciona el Inspector Lane (Donald Crisp) sin saber de sus intenciones consigue dar conocer a Jo Keller (Claire Trevor), cabecilla de una organización que se dedica a todo tipo de robos. Primeramente el doctor le coloca a Keller las joyas robadas, pero también logra convencerla para colaborar en sus robos. Demuestra que su sangre fría, su capacidad y su inteligencia le puede ser útil a la banda, que le acogen con agrado, a excepción de Rocks Valentine (Humphrey Bogart), que no soporta al doctor en lo personal, le saca de quicio y desconfía de él abiertamente, y además le ve como un rival ante Jo, a la que el gángster desea, viendo además como ella empieza a sentirse interesada por el doctor. A cambio de su colaboración, Clitterhouse, que prefiere mantener su identidad a salvo ante sus nuevos colegas, pide poder realizar todo tipo de test médicos antes, durante y después de los golpes, que le servirán para documentar su trabajo. La banda no sospecha nada y sólo ven esa circunstancia como una excentricidad del doctor, a excepción de Rocks, que en ningún momento deja que se le acerque para ninguna prueba. Gracias a la intuición de Jo Keller un intento de Rocks por acabar con el doctor durante uno de los robos se frustra. Cuando Clitterhouse se siente satisfecho en su colaboración se desvincula de la banda de Jo Keller, pero Rocks descubre su verdadera identidad, personándose en su consulta con la intención de chantajearle. Aunque el doctor esté contra la espada y la pared no se va a entregar fácilmente a la extorsión de Rocks.

Excéntrica, y muy lograda comedia de gángsters de la Warner dirigida por Anatole Litvak y mezclando géneros de forma muy original y arriesgada. El guión fue obra de John Huston, en su época de guionista en Warner Brothers y poco antes de comenzar como director, y John Wexley, a partir de una obra de teatro británica. Diez años después Huston, Robinson, Bogart y Claire Trevor coincidirían de nuevo para dar forma a un clásico de la talla de Cayo Largo. El Sorprendente Dr. Clitterhouse es también, aparte de las diferencias que puede tener frente a otras obras de la Warner por aquellos años, un típico producto de su época, un film que no se anda por la ramas, con buen ritmo y un gran reparto, pero a excepción de Robinson los demás actores puedan parecer desaprovechados. Aunque con este film Robinson siguiera atrapado en el cine de gángsters al menos su personaje tenía unos parámetros muy diferentes a lo que había hecho anteriormente, algo que agradecería el actor y que resulta muy interesante para sus admiradores, un papel en el que se puede disfrutar de Robinson al cien por cien, donde se le puede ver con otro registro y con el que eleva su trabajo a la categoría de arte en algunas escenas, principalmente cuando tiene que enfrentarse a la ley y a los gángsters que no le tragan, pero de hecho durante todo el metraje se puede decir que Robinson está inmenso, en una actuación sorprendente por momentos. Interpretar a un extravagante, refinado y relamido doctor que se codea con criminales, a los que maneja, no a base de violencia, si no de inteligencia, le sirve para componer un personaje al que dota de una personalidad y un atractivo innegable. Es muy divertido verle manejarse en todo tipo de situaciones complicadas con maleantes y policías, pero siempre saliendo airoso sin perder el temple. Aquí no tenemos a alguien como Rico Bandello, una ametralladora andante que escupe las palabras con violencia y que somete a quienes le rodean con mano de hierro. Interpretando al Dr. Clitterhouse la dicción de Robinson es calmada, muy elegante y también algo pretenciosa, lo que hace que sean suyos los mejores momentos cómicos del film, que no se basan en frases ingeniosas, más bien en situaciones tan increíbles como bien resueltas. Algo muy interesante de esta película es que se sale de la temática de otras de las comedias de gángsters protadonizadas por Robinson, casi de The Little Giant, Brother Orchid o Slight Case Of Murder, donde sus personajes son gángsters que quieren dejar los negocios delictivos, en este caso se trata de un miembro de la alta sociedad que se integra entre maleantes. De todas formas las críticas de la época no fueron unánimes, aunque la mayoría destacara su buena labor le consideraron poco apropiado para un papel que en el teatro fue llevado a cabo con éxito por Cedric Hardwicke. La reacción de Robinson a esa circunstancia fue comentar que hay veces en las que para tener buenas críticas no había que aparecer en una película.

968full-the-amazing-dr.-clitterhouse-poster (2)

Bogart, estaba aún en su etapa en la que todavía era únicamente el tipo malo, el gángster de la vieja escuela que no quiere saber nada de nuevos inventos, pero resulta muy convincente aunque en realidad este fue un film que siempre despreció y al que se refería como The Amazing Dr. Clitoris. Se entiende su frustración en esa época por la poca profundidad de sus personajes, algo que pronto iba a cambiar radicalmente.  También está a buen nivel Claire Trevor, aunque a su personaje le pase lo mismo que al de Bogart, y no hay duda de que hubiera sido muy interesante que la relación de su personaje y el de Robinson hubieran llegado más lejos en lo sentimental. Uno de los aspectos que hacen tan especial a este film, respecto a otros de ese estilo y época, es el final, con un desenlace tan ambiguo y enrevesado, algo en lo que podría estar detrás la censura en su afán por desmitificar a quienes van en contra de la ley. Hay que recordar que en plena época del código Hays ya no se podía retratar a un criminal de forma que pudiera resultar atractivo para el público con un comportamiento tipo Rico Bandello o Tom Powers, y en este caso se opta por sugerir que el protagonista está mentalmente desequilibrado.

Durante unas vacaciones en Francia durante esa época Robinson pudo conocer a Édouard Vuillard, del que supo que estaba en una mala situación financiera, lo cual le dio al actor la idea de pedirle al pintor francés que hiciera un retrato familiar, algo a lo que accedió. A pesar de que todo le iba estupendamente a Edward G. Robinson, tanto en su trabajo como en su vida familiar, no dejaba de sentirse desencantado por sentirse tan encasillado en un género de films que parecía muy limitado para su talento. La Warner ni lo llegaba a considerar para otro tipo de películas para las que él se sentía plenamente capacitado, casos del material que hacía Paul Muni, y por eso fue importante para él interpretar a un refinado e inteligente doctor con un registro tan alejado de mucho de lo que había hecho anteriormente. Para el Dr. Clitterhouse se manejaron nombres como Charles Boyer o Cary Grant, pero Warner Brothers, ofreciéndole ese papel a Robinson, decidió intentar apaciguarle por las quejas de sentirse encasillado como gángster violento. Pero aún así el actor no se quedaría del todo contento, y menos cuando supo que la Warner estaba preparando Juarez contando con Paul Muni para el papel principal. En el contrato de Robinson había una cláusula por la que el estudio debía ofrecerle alguna vez el papel principal en una película sobre la vida de Porfirio Díaz, general de Benito Juarez, a quien ya había interpretado en Broadway en 1926 y con gran éxito, pero eso era algo que con el film de Dieterle parecía imposible que fuera a suceder, aunque a Robinson le hubiera parecido bien asimismo haber podido interpretar a Benito Juarez. El actor se sintió traicionado y así se lo hizo saber a la Warner, que decidió acortar la parte de Porfirio Díaz en el film.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comedia, crimen, gángsters y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s