UNO SCACCO TUTTO MATTO (1968)

$T2eC16dHJGkE9no8iPiUBRSgHeGKjQ~~60_57

En Un Atraco De Ida Y Vuelta un brillante delincuente, Sir George McDowell (Edward G. Robinson), planea un elaborado atraco a un banco de Mallorca, para el cual se ayuda de un grupo de antiguos compinches que guardan un gran parecido físico con el personal que trabaja en la sucursal de la que quieren llevarse el dinero correspondiente a las nóminas de cuatro empresas que se deposita todos los meses, de forma que se preparan para suplantar a los cuatro empleados del banco y perfeccionar el plan. Cada uno de los cuatro trabajadores tienen sus peculiaridades y rarezas, y para lograr una suplantación de personalidad adecuada deben acercarse a ellos o espiarlos. El día del atraco llevan a cabo el secuestro, reducen al director del banco y roban el dinero de las nóminas. Todo ha ido según lo previsto, pero los rehenes, que permanecían retenidos en la bodega de McDowell, logran escapar y denuncian el secuestro, lo que lleva al inspector Vogel (José Bódalo) a interrogar a McDowell. Dado que el inspector no logra dar con el paradero del director de la sucursal bancaria y por tanto no puede confirmar sus sospechas de que el secuestro denunciado pueda tener que ver con un atraco no duda en retener a McDowell en su vivienda, haciendo que se tenga que enfrentar a una situación que no había previsto y teniendo que encontrar rápidamente una solución que le evite ir a la cárcel.

$T2eC16FHJHgE9n0yDjuKBRSgMz677Q~~60_57

Uno Scacco Tutto Matto, también conocida como Mad Checkmate o It’s Your Move, es otra película más de la etapa europea de Edward G. Robinson, no llegándose a estrenar en los cines estadounidenses, pasó directamente a la televisión. Bajo los mismos parámetros que la mayoría de esos films que formaron parte de su periplo europeo de finales de los 60’s, con Robinson ejerciendo de cerebro en atracos muy elaborados con toques de comedia y erotismo tan propios de la época como la irritante banda sonora, no se puede decir que este film destaque precisamente por su brillantez, aunque pueda tener momentos más o menos divertidos a cargo de Adolfo Celi, Manuel Zarzo, George Rigaud, Maria Grazia Buccella o el propio Robinson. De todas formas hay momentos muy desaprovechados, como las escenas entre José Bódalo y Robinson, especialmente la de la partida de ajedrez. No es por tanto demasiado extraño que fuera la única película que llegó a dirigir Roberto Fizz, que no sacó demasiado partido a un reparto bastante competente para un film que pasa sin pena ni gloria, aunque eso no afecte de ninguna manera a la actuación de Robinson, que aunque no pueda destacar especialmente si que conserva al menos su clase y saber estar con un personaje al que en otras circunstancias podría haber llevado más lejos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en comedia, crimen y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s