THE LAST GANGSTER (1937)

of-34

 

Joe Krozac (Edward G. Robinson), el Napoleón del crimen de Nueva York viaja a Europa para casarse con alguien con quien comparta origen. No quiere recurrir a alguna americana que frecuenta en sus negocios, conoce el percal y busca quien pueda ser una buena madre para sus hijos, así que se lleva a los Estados Unidos a Talya (Rose Stradner), tan buena mujer como cándida, que casi no tiene ni idea de inglés y se entera menos aún de a qué se dedica su marido. Después de una vida llena de graves delitos, asesinatos incluidos, lo que lleva a Joe a la cárcel es la evasión de impuestos, siendo detenido el mismo día que sabe que su mujer está embarazada. Una vez sentenciado a diez años y después de que no prospere ningún recurso, se da cuenta de que por muy grande que pudiera ser entre mafiosos, en Alcatraz es sólo un número más que tiene que apechugar con su reencuentro con antiguos enemigos que están deseando ajustar cuentas. Joe tiene la oportunidad de conocer a su hijo durante una visita de su esposa, pero Talya, que al mismo tiempo que ha ido mejorando su inglés ha ido conociendo qué negocios ocupaban el tiempo de su marido, se da cuenta de que el único interés que tenía Joe en ella era como madre de su descendencia. Además de sentirse despreciada ve como desde los tabloides se ridiculiza a su hijo relacionándolo con el crimen. Eso es más de lo que puede aguantar y se presenta en la redacción de uno de los periódicos que han publicado fotos de su hijo. Paul North (James Stewart) es uno más entre los autores de despiadados artículos contra los Krozac y no puede evitar sentirse mal cuando Talya explica que todo ese acoso de la prensa va a destrozar su vida y la de su hijo y que ella ignoraba el pasado de su marido, por lo que Paul decide cambiar de vida y termina por casarse con Talya, que se divorcia de Joe y le cambia el nombre a su hijo para evitar más intromisiones. Al pasar diez años Joe es puesto en libertad y no duda en intentar por todos los medios recuperar a su hijo, que no sabe nada de su verdadero padre y cree Paul es su progenitor. De igual forma los antiguos compinches de Joe extrañamente se ofrecen a ayudarle a volver a establecerse en su antiguo oficio.

of (37)

The Last Gangster, dirigida por el director de origen ruso Edward Ludwig, cumple como entretenimiento pero sus defectos la lastran demasiado para que el conjunto final pueda ser considerado a la altura de otros films similares. Una lástima ya que el enfoque del guión tiene muy buenos elementos que incluso daban una vuelta de tuerca al género de gángsters. Joe Krozac tiene bastantes paralelismos con Al Capone, aunque el hecho de situar Alcatraz en 1927 es un evidente anacronismo, hasta 1934 no se convirtió en una prisión federal. Como anunciaba el propio Robinson desde una curiosa introducción (que formaba parte junto al trailer de la película de un documental llamado The First And The Last Gangster) este film trata de las consecuencias a las que se tiene que enfrentar un criminal y su familia una vez que hay que rendir cuentas con la ley. Hay que recordar que en esa época en Hollywood se trataba de desmitificar a los mafiosos mostrando al espectador variaciones menos atractivas de lo que supone una vida delictiva, y en este film se hace hincapié en todos esos aspectos muy acertadamente. Pero la película, que tiene un ritmo bastante alto (más propio del material de Warner que de M.G.M.), flojea principalmente por las actuaciones. El chico, Douglas Scott, es sencillamente malo e irritante, pero no es lo peor, Rose Stradner es una lacra para la película, y tanto edulcoramiento y sensiblería parecen arrastrar incluso a todo un James Stewart no sólo  en la ficción, también en la forma de actuar. También Robinson tiene una actuación bastante irregular, a ratos demasiado histriónica, ya incluso desde esa introducción al film, aunque hay que decir que tiene buenos momentos, como no, pero en ocasiones su personaje parece más pasado de vueltas de la cuenta de la cuenta y no es tan convincente como en Little Caesar o Key Largo. Es una lástima lo de Douglas Scott, a Robinson se le solía dar fenomenalmente bien actuar junto a niños, como en Sammy Going South, Our Vines Have Tender Grapes o Mr. Winkle Goes To War, por lo que aquí nos encontramos escenas a las que con otro protagonista infantil se les podrían haber sacada más provecho. De la misma forma que algunos de los actores que comparten estancia en Alcatraz con Joe Krozac resultan muy irritantes y las escenas de las torturas son increíblemente patéticas, restándole más puntos aún a un film que  con otra dirección podría haber dado mucho de sí. Eso sí, es una película con escenas bastante buenas y originales, como la llegada de los presos a Alcatraz en el tren, fenomenal de principio a fin.

Aunque Robinson estuviera harto de interpretar a gángsters ese no era el único motivo de sus desacuerdos con la Warner, también quería más poder y llegó un momento en que rechazaba guión tras guión en un intento de hacerse más fuerte ante su estudio. Él mismo reconoció lo absurdo de llegar a rechazar un guión para hacer Otelo y después aceptar irse a M.G.M. para hacer The Last Gangster. Pero aparte de para presionar a Warner tenía su casa por reformar y el dinero también jugó su baza. Como anécdota del rodaje queda la visita de John Edgar Hoover. El que fuera el primer director del FBI (cargo que mantuvo durante casi  cuatro décadas) era un fan declarado de Robinson, así que ambos intercambiaron regalos, Robinson recibió un equipo completo de agente federal. Hoover después le llegó a comentarle por carta lo fenomenal que le pareció su actuación en The Last Gangster y su deseo de repetir encuentros con alguien al que consideraba un verdadero artista.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en crimen, drama, gángsters y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s