KEY LARGO (1948)

 kl02

Frank McCloud (Humphrey Bogart) llega a Cayo Largo para visitar a Nora (Lauren Bacall) y James Temple (Lionel Barrymore), viuda y padre respectivamente de un compañero y amigo de Frank del ejército durante la segunda guerra mundial y que perdió la vida en combate siendo enterrrado en tierras italianas. Comparte con Nora y James experiencias que tuvo con su fallecido compañero y debido a la cálida acogida decide quedarse unos días en el hotel regentado por los Temple, que está en temporada de cierre pero que hospeda momentáneamente a un grupo de visitantes que dicen ser pescadores, algo que a Frank le resulta difícil de creer dada la actitud y la imagen de los huéspedes. En realidad son la banda de Johnny Rocco (Edward G. Robinson), capo mafioso que huyó de Estados Unidos a Cuba acosado por la justicia y que planea volver por sus fueros, para lo cual debe finalizar un trabajo en Cayo Largo. A Rocco le acompaña una antigua novia, Gaye Dawn (Claire Trevor), estrella de la música en horas bajas que ha caído en el alcoholismo y a la que el mafioso humilla constantemente. Cuando se acerca el momento en el que Rocco se reunirá con un antiguo compinche para finalizar un negocio un ayudante del sheriff llega al hotel para buscar a unos lugareños de raza india que han huido de la cárcel,  allí el ayudante reconoce a Rocco y es reducido por los gángsters, por lo que el capo decide mostrar sus cartas y retener en el hotel también a McCloud y los Temple, pero una tremenda tormenta que amenaza la integridad de los habitantes de los Cayos de Florida empeora la situación para todos, elevando la tensión entre quienes están a un lado y otro de la ley.

kl01

Cayo Largo no es sólo es una de las mejores películas de su época y de la filmografía de John Huston junto a La Jungla de Asfalto, El Tesoro de Sierra Madre o El Halcón Maltés, también es una renovación del cine de gángsters en toda regla. Da igual el escaso radio de acción de la película, todo es fascinante desde el inicio y sólo se puede entender tal brillantes e intensidad de un director del calibre de Huston, que consigue poner su sello y hacer algo nuevo con un material que en otras manos difícilmente hubiera sido otra película cosa que una película más de gángsters. No todas las películas pueden contar con tanta genialidad en cada escena. La labor de Huston es minuciosa y raya en lo obsesivo en su afán de cuidar al máximo todo cuanto muestra cada plano, cada mirada, cada frase. Los diálogos perfectos, que junto a una ambientación muy atractiva y a una banda sonora memorable hacen de este film algo tan atemporal y absorvente que a cada visionado se descubren algo nuevo y se hace difícil elegir una escena por encima de otra. También, como no, las actuaciones son ejemplares, no podía ser menos contando con un reparto tan fenomenal. Además, para Edward G. Robinson su participación en Cayo Largo supuso no sólo uno de sus puntos culminantes de su carrera, su Johnny Rocco quizás sea uno de los gángsters definitivos de la gran pantalla y una influencia para tantos personajes posteriores. Es junto a Little Caesar su más brillante y profunda encarnación de un gángster y una clara evolución con respecto a Rico Bandello, algo que sólo con un director de la categoría de Huston pudo conseguir. Ver en acción al taimado y maligno Johnny Rocco interpretado por alguien del talento de Robinson es algo digno de experimentar, pocas veces puede pasarse tan bien observando a alguien tan detestable. Su participación es una clase magistral de control puro de la situación y los tiempos. Su hostigamiento a un pobre anciano tullido, sus agresivos monólogos, sus provocaciones susurrando a Nora, su nerviosismo durante la tormenta, el humillante trato que dispensa a Gaye, su último intento de negociar con Frank, etc., todo forma parte de una actuación ejemplar como pocas. Pero sería injusto decir que sólo Robinson está a un nivel colosal. Bogart, en un papel más de perfil bajo, tiene una presencia sencillamente admirable, dando a su personaje lo que sólo alguien como él podría, un hombre honesto pero desilusionado, con dudas y arrastrando la carga de su pasado. Lauren Bacall, guapísima y muy inspirada también, y Lionel Barrymore y Claire Trevor (que ganó la estatuilla a la mejor actriz secundaria por Cayo Largo), con momentos sólo alcanzables por actores de su talento. Ya sólo por la variedad y la calidad de las actuaciones Cayo Largo es un película digna de ser revisitada a menudo, pero además de todo eso es un film intenso, en el que la forma en que la tensión lograda tantas escenas es por momentos un elemento tan decisivo como el director o el excelente reparto.

kl03

Ya había pasado tiempo desde que Edward G. Robinson había dejado de ser una rutilante estrella de Hollywood y también había pasado tiempo desde que empezó a hacer papeles secundarios, pero aunque no fuera la primera figura en Cayo Largo fue tratado por Bogart como si todavía estuvieran en 1938. El barco que pilota Bogart en la parte final de la película era propiedad del mismo actor, por eso, como dijo Lauren Bacall, el actor mostraba una destreza tan natural a cargo de la nave. Tanto Bogart como Robinson disfrutaron enormemente trabajando juntos y más con la libertad que Huston les concedió, dejándoles desarrollar sus escenas como quisieron. También Cayo Largo supuso el empate a tres entre las veces que uno acabó con el otro en las cinco películas en las que participaron juntos. Los dos actores se respetaban enormemente y tenían un relación correcta, que se enfrió después de terminar el rodaje. Lo cierto es que tanto Huston como Robinson, Bogart y Bacall compartían militancia en el Comité de la Primera Enmienda y durante la filmación de Cayo Largo tenían intención de hacer un frente común al macarthismo, pero al poco tiempo ese comité se deshizo y cada unos siguió caminos diferentes. Robinson todavía no sospechaba del impacto de la caza de brujas en su vida y durante el rodaje de Cayo Largo el archivo que tenía el FBI de sus supuestas actividades comunistas se hizo mucho mayor, y no tardaría mucho en caerle como una losa.

Se puede acceder a una estupenda entrada sobre Cayo Largo en este blog dedicado exclusivamente a Bogart: http://bogiefilmblog.wordpress.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en crimen, drama, film noir, gángsters, thriller y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a KEY LARGO (1948)

  1. Addison de Witt dijo:

    Impresionante cronica de esta POM, yo creo que el momento huracan es una de los momentos mas intensos que nos regala un actor en todos los cuarenta, una película imprescindible, y como muy bien dices renovadora de un genero (mi favorito).
    Salud.

    • gonzalo120w dijo:

      Yo es que creo que el legado de Huston es uno de los más extraordinarios que pueda haber en el cine. Cayo Largo como tantas otras de sus películas te transportan a otro mundo y te olvidas de todo lo demás durante hora y media o dos horas y sin nunca perder su personalidad ni su maestría.

      Gracias por el comentrario, Addison.

  2. Vienna dijo:

    Just discovered your blog. Am catching up on a lot of EGR films. I’ve reviewed several of his films of my blog,Vienna’s Classic Hollywood at http://dancinglady39.wordpress.com
    It’s great you are devoting your blog to Mr Robinson.

  3. plared dijo:

    Una de las mejores interpretaciones de quien tanto te gusta. En mi opinión claro, aunque bueno, la verdad es que los pocos actores que salen en esta película están geniales. Y es impresionante el clima de tensión creado en un escenario tan reducido. Y mas que no se haga pesado ni desconectes de la historia. Cuidate

  4. gonzalo120w dijo:

    Pues sí, eso de conseguir que todos los personajes, por menores que sean, estén bien interpretados es marca de la casa del un director tan único como Huston.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s