THE OUTRAGE (1964)

to1

En una estación de ferrocarril coinciden tres personajes muy diferentes mientras esperan al próximo tren en una desapacible noche. Un desilusionado sacerdote (William Shatner) y un buscador de oro (Howard Da Silva) cuentan a un timador (Edward G. Robinson) el desarrollo de un juicio público en el que se procesó a Juan Carrasco (Paul Newman), bandido mejicano acusado de múltiples fechorías, la última de las cuales y po la que se juzga es haber matado a un viajero (Laurence Harvey) y violado a su mujer (Claire Bloom). Tres testigos prestaron declaración: el cuatrero Carrasco, la mujer y un curandero indio que pudo hablar con el fallecido durante sus últimos minutos de vida, después de que recibiera una puñalada. El timador consigue sonsacar su propia historia al buscador de oro, que presenció parte de los acontecimientos. Cada una de las declaraciones prestadas en el juicio y la que escuchan en la estación de trenes contradecía significativamente a las demás, haciendo difícil saber hasta que punto Carrasco fue culpable de ese asesinato, lo que lleva al sacerdote a cuestionar su propia fe y a querer abandonar la zona y su profesión.

to2

The Outrage (Cuatro Confesiones), dirigida por Martin Ritt, es un remake del mítico film de Akira Kurosawa, Rashomon. Esta adaptación se gestó después del gran éxito de una adaptación en Broadway a finales de los 50’s, protagonizada por Claire Bloom y Rod Steiger. Pasa por ser una muy buena adaptación de una obra difícilmente igualable, en la que la búsqueda de la verdad se encuentra dificultada por la falta de valores y el ego de los protagonistas. Reflexiones muy profundas y muchas formas de interpretar unos hechos. Cada uno ve lo que quiere ver y dice lo que quiere oír. El testimonio que podría ser el más fiel es también el que deja peor parados a los protagonistas de la historia central, con momentos casi cercanos a la comedia en esa parte del film, en contrapunto con la solemnidad de las otras declaraciones. Una película básicamente de actores, todos magníficos, a veces con algunos momentos teatrales, pero muy bien llevada en todo momento. Imaginarse al refinado Robinson, en una época realmente productiva, como timador podría ser difícil de encajar, hasta verlo en esta película. Desde el mismo instante en que aparece se adueña de la escena y ya es casi imposible dejar de seguirlo. Exprimiendo toda la picardía, el sarcasmo, la sinceridad brutal y el humor arrabalero del timador como sólo lo podrían haber hecho Walter Brennan o W.C. Fields. Un retrato encantador de un truhán, un vendedor de aceite de serpiente y trilero que da lecciones de la vida y de la moral a un sacerdote. Aquí tenemos a un actor en estado de gracia, con voz profunda y una vitalidad contagiosa. Pero no sólo de un memorable Robinson vive The Outrage, Paul Newman, tremendamente caracterizado, destacó su actuación en The Outrage como una de las mejores de su carrera, y el resto del reparto también está a gran altura, mostrando gran credibilidad en todo momento. Una película que, como la original, admite muchas lecturas y aporta algo nuevo a cada visionado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en crimen, drama, western y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s