UNHOLY PARTNERS (1941)

up01

El periodista Bruce Corey (Edward G. Robinson) vuelve a casa después de luchar en la Primera Guerra Mundial convertido en un héroe. Es recibido con todos los honores en su antiguo periódico, donde tiene su antiguo puesto reservado el puesto y sus jefes desean tenerle de vuelta al trabajo, pero Corey viene con nuevas ideas, como hacer un periódico con un formato más reducido, tal y como los había visto en Europa. Para pretender lanzar su propio diario necesita un inversor que le ayude económicamente, pero a pesar de su entusiasmo le cuesta convencer a los bancos. Ninguno lo llega a ver viable, por lo que decide intentarlo con un gangster, Merrill Lambert (Edward Arnold), al que le hace picar después de ponerlo en el punto de mira por sus fraudes en las apuestas. Lambert, a pesar de la provocación de Corey, no ve con malos ojos ser socio inversor de un periódico en donde cree que podrá controlar a su antojo las noticias que atañan a sus actividades fuera de la ley, así que accede a invertir en el nuevo diario. Bruce, que se lleva a su nuevo periódico a Croney (antigua secretaria que está enamorada de su jefe), se aprovecha de sus contactos con la policía para sacar noticias impactantes en ediciones que salen casi al mismo tiempo que se está cometiendo el delito, e incluso llega a manipular información añadiendo fotos morbosas en escenas de crímenes creadas por él mismo. Las tiradas de su diario no dejan de aumentar día a día por la espectacularidad de las noticias, pero se enfrenta al mafioso Lambert a causa de informaciones que empieza a publicar y que relacionan a su socio con una trama de delitos.

up04

Después de terminar Manpower las relaciones entre Warner y Edward G. Robinson no iban por buen camino, el actor había hecho gastar al estudio un dineral en comprar los derechos de un guión que le interesaba para luego rechazar el proyecto aduciendo que la historia era bastante endeble. Todo eso que enfureció a Hal B. Wallis y Jack Warner, que no tuvieron ningún problema en ceder a Robinson a MGM para Unholy Partners, una película que Robinson hizo mayormente por lealtad hacia Mervyn LeRoy. El filme sigue la senda marcada por Five Star Final, aunque de ninguna manera llega a tener el lustre y la intensidad de aquella gran (y todavía vigente) película sobre el periodismo en la que coincidieron el director y el actor que alcanzaron la cumbre con Little Caesar. Lo mejor de Unholy Partners es el pulso interpretativo entre Robinson y Edward Arnold, tampoco se trata de dos actuaciones portentosas, aunque sí bastante dignas al menos. Pero a la película le lastra una alarmante falta de verosimilitud y algunos detalles muy manidos, incluso para su época, por mucho que la dirección de LeRoy sea tan pulcra y ejemplar como de costumbre. Tampoco ayuda que no se saque más partido a la parte más romántica de la relación entre el periodista y su secretaria, lo que hace al personaje de Robinson algo plano.

up03

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en crimen, drama, romance y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a UNHOLY PARTNERS (1941)

  1. plared dijo:

    Y cuando se acaben sus participaciones en peliculas….De que hablaras, curiosidad mas que nada. Cuidate

    • gonzalo120w dijo:

      Para cuando se me terminen sus películas (que hay unas cuantas que me son imposibles de conseguir, a no ser que quiera soltar un dineral por horrendas copias VHS, cosa que no tengo mucha intención) no tengo muy claro que es lo que haré, no tengo nada planeado. Hay mucho material de radio y televisión que podría cubrir, aunque seguramente me abstenga. Obviamente este es un blog monotemático, como otro que empecé hace poco sobre W.C. Fields (un tipo que hasta hace poco más de una año me era totalmente desconocido y a cada día me parece más y más fascinante, hay mucho de lo que escribir ahí, tanto de su obra como de su vida) o el otro que dedico a la informática. De todas maneras en mi blog principal cabe de todo, aunque al final casi de lo único que escribo es de discos y películas. Tal vez algún día empiece otro con otra de mis pasiones, aparte de la música y el cine, como es la cocina. Mis tallarines al estilo Shanghai, mis espaguetis a la boloñesa, mis guisos de carne con patatas, mi arroz con langostinos y pulpitos, mis pizzas y otros muchos platos tienen sus seguidores, aunque supongo que el vino o la cerveza ayuda a mejorar la opinión.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s